Iván Darío Hernández

Con una propuesta de personajes trajeados, netamente neoyorkinos, Iván presenta escenas cotidianas en un lenguaje netamente dibujístico. Combina magistralmente dibujo y pintura a la vez. No tienen identidad definida por lo que espera que el espectador deje correr su imaginación y descubra nombres que provengan de su experiencia de vida. Nos deja con un sabor a misterio con personajes que brotan de su yo interior. Sin duda, Herández deja una huella profunda en quienes observan su obra.

  • Iván Darío Hernández - Pasajero del tiempo, un café - 60x50